Artículos / Opinión
Marino González

El gobierno de Venezuela carece de ideas para enfrentar el futuro

(Tal Cual) Han desaparecido de la agenda pública los puntos centrales que hoy en día ocupan la atención de los gobiernos. Esto es, la manera de aumentar el crecimiento económico, atraer inversiones nacionales e internacionales, fortalecer los mecanismos para la creación de empresas, ampliar el mercado de financiamiento para emprendedores, aumentar la cobertura y calidad de la educación secundaria, promover cambios en la gestión de las universidades para ampliar la innovación y la investigación. De estos temas no se habla en Venezuela.

Por Marino González
11 de mayo de 2014
 

(Tal Cual) El 80% de los venezolanos considera que la situación del país es negativa. Es el porcentaje más alto en al menos diez años. Las alarmas no dejan de sonar en las oficinas del Alto Gobierno. Todas las improvisaciones, muestras de ignorancia, y omisiones de los últimos quince años se están expresando de manera muy nítida. El país marcha en una dirección equivocada. El gobierno actual es el responsable de esta situación. Y la gran mayoría de los venezolanos lo percibe así.

De allí que el gobierno empieza a hablar de la participación del sector privado. Y también se reúne con empresas para impulsar la productividad. Todo eso está muy bien. Solo hay que recordar, para que no se pierda de vista, que este es el mismo gobierno que atacó sin piedad a los productores nacionales e internacionales, que vulneró de manera sistemática los derechos de propiedad, y que ocasionó que muchas empresas se marcharan del país o que redujeran su capacidad. Tales errores, profundamente enraizados en la visión ideológica del gobierno, nos han traído a la terrible situación actual.

El propio gobierno ha informado que el desempleo juvenil (entre 15 y 24 años) es el doble que en el resto de la población. Eso significa que es superior al promedio mundial. Debe ser uno de los mayores de América Latina. Tal nivel de desempleo juvenil es una demostración clara de la desconexión entre las exigencias del mercado laboral y adecuadas políticas. La incapacidad para generar puestos de trabajo de la población juvenil, muchos de ellos recién graduados universitarios, pero muchos más sin haber concluido el bachillerato, es quizás la peor demostración de las erradas políticas emprendidas por el actual gobierno.

De allí que hayan desaparecido de la agenda pública los puntos centrales que hoy en día ocupan la atención de los gobiernos. Esto es, la manera de aumentar el crecimiento económico, atraer inversiones nacionales e internacionales, fortalecer los mecanismos para la creación de empresas, ampliar el mercado de financiamiento para emprendedores, aumentar la cobertura y calidad de la educación secundaria, promover cambios en la gestión de las universidades para ampliar la innovación y la investigación. De estos temas no se habla en Venezuela. De los grandes temas que condicionan nuestro futuro no se oye ningún planteamiento del actual gobierno. Solo habla del pasado, mientras más distante mejor, y de un presente de promesas incumplidas.

La incompetencia de este gobierno ha llenado la agenda pública de alternativas, muchas veces inadecuadas, para enfrentar la escasez, los desequilibrios cambiarios, la inflación. Todos estos temas superados en el contexto de América Latina y el Caribe. El actual gobierno es anticuado, alejado de los temas importantes, sin ideas para enfrentar el futuro. Es un gobierno que simplemente subsiste.

Sígalo en twitter @marinojgonzalez

Fuente: Tal Cual  (Caracas, Venezuela)