Artículos / Opinión
Gabriel C. Salvia

Cronica TV y las dos Cuba

Durante los días 28, 29 y 30 de diciembre de 2001 el canal de noticias argentino Crónica TV difundió un informe especial al cual tituló "Las dos Cuba", mostrando la actividad turística del país y en menor medida la forma en que vive el pueblo cubano. De esta manera, el informe que anunciaba imágenes nunca vistas, con el estilo característico de esta emisora sensacionalista, solamente mostró parte del contraste que viven el turista que visita Cuba y el ciudadano de ese país.

Por Gabriel C. Salvia
Twitter: @GabrielSalvia
18 de enero de 2002
 

Durante los días 28, 29 y 30 de diciembre de 2001 el canal de noticias argentino Crónica TV difundió un informe especial al cual tituló "Las dos Cuba", mostrando la actividad turística del país y en menor medida la forma en que vive el pueblo cubano. De esta manera, el informe que anunciaba imágenes nunca vistas, con el estilo característico de esta emisora sensacionalista, solamente mostró parte del contraste que viven el turista que visita Cuba y el ciudadano de ese país. De todas maneras, es muy probable que el canal haya informado a las autoridades del régimen totalitario de Castro que su objetivo era únicamente mostrar a Cuba como un atractivo turístico, pues de lo contrario les habrían negado el permiso para ingresar a la isla.
Cada informe fue emitido entre las 19:30 y las 19:50 horas, destacándose solamente la primera parte y resultando el resto algo monótono e intrascendente. Pero teniendo en cuenta la escasa cobertura que brindan los medios de comunicación argentinos a la dictadura más antigua de América Latina, es al menos loable que Crónica TV transmitiera algunas imágenes y testimonios mostrando algo del país más represivo de la región.
Y fue precisamente durante la primera emisión cuando se mostraron las imágenes más elocuentes de lo que sucede en Cuba. En una de ellas la locución de fondo señaló que Cuba es un país totalmente militarizado, acompañando imágenes que mostraban dos miembros de la seguridad en cada cuadra. Luego, al final de esta primera parte y mostrando el famoso Malecón, se ofrecieron testimonios de "jineteras", mujeres que ejercen la prostitución. En sus declaraciones, las mujeres manifestaban lo mal que se vivía en Cuba y sus deseos de irse del país. Una de ellas hasta llegó a reconocer que preferiría estar paseando como una enamorada por el Malecón en lugar de estar vendiendo su cuerpo para poder subsistir.
Lo anterior fue lo más osado que mostró Crónica TV y el resto fueron imágenes de playas y lugares turísticos con música cubana de fondo. Por supuesto que no se mostraron los hogares de los cubanos y tampoco características de su vida diaria, incluyendo la forma de adquirir alimentos. Mucho menos se ofrecieron testimonios de disidentes o imágenes del presidio político.
Pero al menos se pudo ver, para los que no conocen nada de la realidad cubana, las formas penosas de transportarse en esos camiones/colectivos denominados "camellos", las paredes con slogans de la revolución y esa imagen de tristeza en los habitantes de la isla. Todo ello contrastado siempre con la buena vida que pasan los turistas y hasta algunos casos de europeos que realizaban su decimosexta visita para disfrutar las hermosas playas y la compañía de una mulata.
No fue gran cosa lo de Crónica TV, pero al menos ofreció algunos pasajes críticos al régimen, algo valioso dentro de la complacencia y tolerancia periodística que la dictadura militar de Fidel Castro tiene en Argentina.

 
Acerca del autor
Gabriel C. Salvia
Gabriel C. Salvia
Analista político y activista de derechos humanos enfocado en la solidaridad democrática internacional. Desde 1992 se desempeña como director en Organizaciones de la Sociedad Civil y es miembro fundador de CADAL. Integra el Comité Directivo del proyecto Solidaridad Democrática de Forum 2000 (República Checa).

Compiló los libros “La experiencia chilena: consensos para el desarrollo” (CADAL, 2005), "Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba" (Konrad Adenauer Stiftung, México, 2011), "Diplomacy and Human Rights in Cuba" (Christian Democratic International Center, Suecia, 2012), "Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina" (CADAL/KAS, 2013) y "Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina" (CADAL/KAS, 2014). Es autor del libro "Bailando por un espejismo: Apuntes sobre política, economía y diplomacia en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Es co-autor de una publicación con dos propuestas de reforma al Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Ha asistido a las conferencias del World Movement for Democracy (WMfD) en Lima, Seúl y Dakar. Participó como expositor en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos. En dos ocasiones fue declarado "inadmisible" por autoridades migratorias: el 27 de enero de 2014 llegó a La Habana para participar en un evento alternativo a la Cumbre de la CELAC, fue declarado "inadmisible" y embarcado a Buenos Aires vía El Salvador. En 2015 fue declarado "inadmisible" por Migraciones de El Salvador luego de interceder por colegas cubanos impedidos de ingresar al país para asistir a un evento de la Comunidad de las Democracias. 

Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista "El poder legislativo y su gente", participó como comentarista de temas políticos y económicos en "Radio América", fue productor periodístico del informativo económico de "CableVisión Noticias" y realizó varias entrevistas para el suplemento "El Observador" del diario Perfil. Actualmente, sus columnas se publican en Global Americans (Estados Unidos), Perfil (Buenos Aires), Clarín (Buenos Aires)  y La Nación (Buenos Aires). También ha publicado en El País (España) y ha sido entrevistado en varias oportunidades por CNN en Español.

Twitter: @GabrielSalvia