Artículos / Opinión

Indice de apoyo a la Democracia en America Latina

7 de diciembre de 2003
 

La suerte de las democracias en América Latina ha sido, por lo general, incierta. Sin embargo, en las últimas dos décadas la región ha vivido un consolidado proceso de democratización y, a pesar que los resultados obtenidos por las gestiones democráticas han distado de ser óptimos, los retrocesos en este proceso han sido (en el peor de los casos) pequeños. No obstante, no cabe duda que la calidad de las instituciones democráticas constituidas en este período de tiempo ha dejado mucho que desear. El saldo es muy satisfactorio en cuanto a la perdurabilidad de formas mínimas (en algunos casos, notoriamente más cerca de esos mínimos que de estándares satisfactorios), aunque no así en la generación de instituciones de alta calidad.

La encuesta anual realizada por Latinobarómetro constituye un indicador muy útil para medir las percepciones de la ciudadanía latinoamericana, a partir de un mismo cuestionario que se aplica a muestras de las poblaciones nacionales de cada uno de los 17 países incluidos (incluye a todos los países latinoamericanos continentales), con un total de 18.638 entrevistas que representan a una población de 480 millones de habitantes; el margen de error está entre 2,8 y 4,1 según el caso. En esta serie de encuestas nacionales, Latinobarómetro revisa las percepciones que los latinoamericanos tienen acerca de la democracia y la economía.

En este contexto, frente a esta ambigüedad entre perdurables instituciones democráticas pero de baja calidad, las encuestas de Latinobarómetro pregunta: “¿Con cuál de las siguientes frases está Ud. más de acuerdo? a. La democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno. b. En algunas circunstancias, un gobierno autoritario puede ser preferible a uno democrático. c. A la gente como uno, nos da lo mismo un régimen democrático que uno no democrático”. Así, el indicador “Apoyo a la Democracia” se constituye según el porcentaje de población que opta por la primer opción. Tal como puede observarse en el gráfico, el nivel de ingreso por habitante presenta una incidencia positiva sobre el apoyo a la democracia, pero tal influencia es más débil de lo que se suele imaginar, sino que presenta una relación sensiblemente irregular.

APOYO A LA DEMOCRACIA, SEGÚN INGRESO POR HABITANTE.
AMÉRICA LATINA, 2003.

Nota: Los países latinoamericanos incluidos son, sobre los diecinueve totales, aquellos para los que se cuenta con datos comparables. Ellos son: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, y Venezuela.
Fuente: Elaboración propia en base a estadísticas del Banco Mundial; y Latinobarómetro 2003