El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Gabriel C. Salvia

Pappo y Billy Bond en la Plaza de la Revolución

Por Gabriel C. Salvia
Twitter: @GabrielSalvia
1ro de febrero de 2007
 

Un recital homenaje por los 40 años del rock argentino se realizará el 10 de febrero en la "tribuna antiimperialista" de La Habana, donde se presentarán los músicos Juan Carlos Baglietto, David Lebón, Pedro Aznar y Lito Vitale. Curiosamente, el "pelo largo" y la música de estos autores y de aquellos que iniciaron el "Rock argentino" hubiesen sido considerados entre los sesenta y setenta como "diversionismo ideológico" por la dictadura de Fidel Castro, una categoría penal típica de estos regímenes totalitarios cuya aplicación conducía a la cárcel.

Y, paradójicamente, la "tribuna antiimperialista" en la que tocarán los músicos argentinos se ubica deliberadamente de espaldas a la oficina en La Habana de la Sección de Intereses de los Estados Unidos de América, país donde nació el Rock and Roll y donde se exiliaron de la dictadura castrista una gran cantidad de músicos cubanos. Uno de ellos, Arturo Fuerte, quien estudió guitarra clásica en Cuba, graduándose en 1978, llegó a ir preso en una ocasión en la isla, una medianoche de un 31 de diciembre, debido a que continuó tocando su música y olvidó que en ese momento estaba obligado a tocar el himno nacional. Este guitarrista clásico, cuya música recibió los elogios del célebre Al Di Meola, destaca que siempre tuvo claras sus intenciones de irse de Cuba debido a que la libertad de expresión es allí inexistente.   

Al consultarle hace unos años a Arturo Fuerte sobre: "¿Qué le diría a los artistas o a los jóvenes "rebeldes" que son partidarios del régimen de Castro?", respondía lo siguiente: "El consejo que yo doy para ese tipo de personas es que recuerden siempre que están en un país que les da el derecho de poder pensar así, a estar en contra a lo mejor del gobierno de ese país y eso se llama libertad. Que la diferencia que hay con un cubano es que no puede pensar otra cosa, porque lo va a reprimir la sociedad y no solamente la sociedad sino también el gobierno a un nivel indescriptible".

Sería interesante, entonces, que Juan Carlos Baglietto, David Lebón, Pedro Aznar y Lito Vitale, intentarán tocar en la Plaza de la Revolución en Cuba, entre otros clásicos para homenajear al Rock Nacional y reflejar estos cuarenta años de dictadura castrista, el tema de Norberto "Pappo" Napolitano que empieza diciendo: "Adónde está la libertad" y concluye "Yo creo que nunca, la hemos pasado tan mal". Y como cierre, un tema de Billy Bond y la Pesada del Rock and Roll que sintetiza el sentimiento de la juventud cubana: "Yo quiero un abrelatas y un destornillador; yo quiero un hombre muerto y un taladro del mejor…Yo quiero abrirme los sesos, no aguanto más esta estúpida prisión. Te llenan la cabeza de verdades que no son; teorías y mentiras que hasta hoy nadie probó; Yo quiero abrirme los sesos, no aguanto más esta estúpida prisión".

José Nun: Un "cacho" de cultura

También estarán presentes el guitarrista Juan Falú y el pianista Miguel Angel Estrella -quien tocará con la Sinfónica de Cuba- integrando la nutrida comitiva cultural-política argentina, de unas 180 personas, que llegará a Cuba para la Feria del Libro encabezados por el secretario de Cultura de la nación, José Nun. Precisamente a Nun, se le dirigió una carta desde el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), en referencia a la invitación del Ministerio de Cultura y el Instituto del Libro Cubanos para que la Argentina sea Invitada de Honor en esta edición de la Feria del Libro a realizarse en Cuba.

En la carta a Nun, fechada hace casi un año, el 20 de febrero de 2006, se le solicitaba "Condicionar la aceptación de Invitado de Honor a la Feria del Libro en Cuba, a la previa liberación de todos los ciudadanos cubanos que están presos por poseer, difundir y distribuir libros y otras publicaciones, incluyendo a los bibliotecarios independientes, periodistas independientes y activistas de derechos humanos cuya nómina parcial aparece publicada en el Informe de Amnistía Internacional". A pesar de ser un funcionario público y, en su caso de un área como la de Cultura, José Nun no tuvo lo cortesía de responder a este pedido, lo cual ya casi resulta una costumbre cultural del funcionario político criollo que no está para servir a sus ciudadanos, sino al revés, casi como en Cuba.

Habría que preguntarle a José Nun quién financia el viaje y estadía de toda la comitiva, que además incluye a escritores como Osvaldo Bayer, Vicente Batista, David Viñas; el diputado nacional Miguel Bonasso, que es alojado habitualmente en una lujosa casa de la nomenclatura castrista; caricaturistas como Quino (Joaquín Lavado), autor del personaje de historieta "Mafalda" y Miguel Repiso (Rep). Seguramente, muchos contribuyentes democráticos de la Argentina financiarán esta comitiva de frívolos, a quienes no se les ocurrirá preguntar a los jerarcas del castrismo por qué su gobierno bloqueó la condena por violación de derechos humanos a la dictadura militar argentina. Es increíble, pero alguno de estos personajes celebrarán a una dictadura que ayudó a silenciar a los mismos que desparecían a sus compatriotas y que en el mejor de los casos los obligaba al exilio.

A pesar de estos patéticos representantes de la "cultura argentina", muy pronto en Cuba se escuchará el himno de Scorpions y también en la isla "el viento hará sonar la campana de la libertad".

Gabriel C. Salvia es Presidente del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

 
Acerca del autor
Gabriel C. Salvia
Gabriel C. Salvia

Periodista y activista de derechos humanos. Desde 1992 se desempeña como director en Organizaciones de la Sociedad Civil y es miembro fundador de CADAL. Es autor de más de 200 artículos, investigaciones, informes, entrevistas a prestigiosas personalidades y productor de varios audiovisuales. Compiló los libros “La experiencia chilena: consensos para el desarrollo” (CADAL, 2005), "Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba" (Konrad Adenauer Stiftung, México, 2011), "Diplomacy and Human Rights in Cuba" (Christian Democratic International Center, Suecia, 2012), "Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina" (CADAL/KAS, 2013) y "Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina" (CADAL/KAS, 2014). Es autor del libro "Bailando por un espejismo: Apuntes sobre política, economía y diplomacia en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Participó como expositor en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos.

Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista El poder legislativo y su gente, participó como comentarista de temas políticos y económicos en Radio América, fue productor periodístico del informativo económico de CableVisión Noticias y realizó varias entrevistas para el suplemento El Observador del diario Perfil. Sus columnas de análisis y opinión se publican regularmente en Global Americans (Estados Unidos), Perfil (Buenos Aires) y La Nación (Buenos Aires).

Twitter: @GabrielSalvia