El portal informativo de
 
Artículos / Opinión
Patricio Navia

Gobierno agotado apura carrera presidencial

(El Líbero) A semanas de que el Presidente Piñera entregue su segundo discurso anual a la nación ante el Congreso Nacional, los chilenos no están pensando en la próxima elección presidencial. La elite política está preocupada de los candidatos para la próxima contienda, porque el gobierno no está logrando controlar la agenda y no puede poner sus temas y prioridades en el debate político.

Por Patricio Navia
Twitter: @patricionavia
21 de mayo de 2019
 

(El Líbero) La principal razón por la que la agenda política está comenzando nuevamente a enfocarse en los presidenciables para 2021 es que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera aparece cansado y sin iniciativa. Si el gobierno tuviera el control de la agenda, la arena política estaría ahora preocupada de los anuncios que hará el Presidente en su discurso anual a la nación el 2 de junio.

En las últimas semanas, el eterno debate de baja intensidad que existe respecto a los posibles futuros aspirantes presidenciales ha comenzado a tomar más fuerza. Las dudas respecto a si el candidato de la derecha dura, José Antonio Kast, optará por participar al interior de la coalición Chile Vamos, o si volverá a intentar un camino propio, amparado ahora en su nuevo partido en formación, han generado una serie  de especulaciones respecto a cómo la popularidad de Kast en las encuestas afecta a su sobrino, el Senador Felipe Kast, apura la carrera al interior de RN—donde hay 4 o 5 aspirantes—y pone a prueba la estrategia de posicionamiento mediático que ha emprendido Joaquín Lavín desde la alcaldía de Las Condes.

A su vez, el poco entusiasmo que generan las aspiraciones presidenciales de José Miguel Insulza, Álvaro Elizalde y Máximo Pacheco en el PS, Heraldo Muñoz en el PPD, Yasna Provoste, Ignacio Walker o Ximena Rincón en el PDC e incluso Daniel Jadue en el PC alimenta los rumores de que, una vez más, la izquierda tradicional deberá poner todas sus esperanzas de volver al poder a través de una nueva candidatura de Michelle Bachelet.

En el Frente Amplio, aunque su nominación fue producto de que ninguno de los verdaderos líderes—Giorgio Jackson y Gabriel Boric— tenían edad para ser candidatos, Beatriz Sánchez se consolida como uno de los nombres más populares en las encuestas de pregunta abierta sobre posibles candidatos presidenciales en 2021.

Es verdad que realizar encuestas con tanta anticipación a la próxima elección hace que la gente responda de forma retrospectiva más que prospectiva. Esto es, que las encuestas sean en realidad una oportunidad para que la gente diga los nombres de los candidatos que recuerdan de elecciones presidenciales anteriores más que los nombres de la persona que quisieran ver suceder a Sebastián Piñera en La Moneda. 

Pero, aunque sean ejercicios de memoria más que declaraciones de intención de voto, las encuestas crean realidad. Hoy por hoy, si hubiera una elección presidencial, los candidatos más populares serían José Antonio Kast, Joaquín Lavín y Beatriz Sánchez. 

Afortunadamente para los otros aspirantes, las elecciones presidenciales no son hoy. En los dos años que faltan para que se realicen las primarias presidenciales de 2021, mucha agua correrá bajo el río. Dos años antes de que Michelle Bachelet derrotara a Sebastián Piñera en la segunda vuelta de enero de 2006, los candidatos favoritos para las elecciones eran la DC Soledad Alvear y el UDI Joaquín Lavín. En 2009, dos años de la elección, todos daban por fijo que se enfrentarían Sebastián Piñera con el ex Presidente Lagos. De hecho, en ninguna elección desde 1993, las encuestas con dos años de anticipación predijeron bien los nombres de los dos candidatos que se enfrentarían en segunda vuelta.

Por eso, más que caer en el debate sobre las opciones de los distintos presidenciables para 2021, lo que corresponde hacer hoy es preguntarnos por qué la arena política parece tan interesada en lo que va a pasar en 2 años. Lamentablemente para el gobierno, la respuesta radica en que, cuando la película es mala, la audiencia comienza a pensar en la próxima película a ver. 

A semanas de que el Presidente Piñera entregue su segundo discurso anual a la nación ante el Congreso Nacional, los chilenos no están pensando en la próxima elección presidencial. La elite política está preocupada de los candidatos para la próxima contienda porque el gobierno no está logrando controlar la agenda y no puede poner sus temas y prioridades en el debate político. Los errores no forzados, inevitables polémicas por los conflictos partidistas y las sufridas pequeñas victorias de las iniciativas legislativas del gobierno en el Congreso apenas logran captar temporalmente la atención de ese reducido número de chilenos que le pone religiosa atención a la política.  Pero, lamentablemente para La Moneda—y para lo que podemos esperar para los próximos dos años—los rumores y especulaciones sobre la carrera presidencial que todavía no se inicia son más noticiosas y atractivas que los temas que intenta poner el gobierno en el debate público.

A menos que La Moneda corrija prontamente rumbo, cuando el Presidente entregue su discurso al país el 2 de junio, la principal noticia de la jornada será cuántos presidenciables estuvieron presentes en la audiencia del Congreso nacional más que el contenido de los anuncios que realizará el Presidente Piñera.

Fuente: El Líbero (Santiago, Chile)

 
Acerca del autor
Patricio Navia
Patricio Navia
Doctor en ciencias políticas (New York University). Anteriormente obtuvo un master en la misma disciplina de la Universidad de Chicago y una licenciatura en ciencias políticas y sociología de la Universidad de Illinois. Es master teacher of global studies en el General Studies Program y profesor adjunto del Centro de Estudios Latinoamericanos y del Caribe de New York University. En Chile, es profesor de ciencias políticas en el Instituto de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales. Es autor de varios libros, entre ellos el best seller “Las grandes alamedas. El Chile post Pinochet” (Mondadori, 2004).
Twitter: @patricionavia