23.9.2018
 
Entrevistas
Fabián Calle:
«Hay una reactivación de ciertas rivalidades duraderas»
Por Gabriel C. Salvia
Twitter: @GabrielSalvia
12 de marzo de 2006
«Es un escenario de seguridad muy complicado y que nada avizora que se vaya a encausar rápidamente»
 

Realizada el 8 de marzo de 2006  en "Apertura Latinoamericana"

Fabián CalleFabian Calle es Licenciado en Ciencia Política UBA, Master en RR.II. Flacso, Master en RR.II. Universita di Bologna, Especialización en la National Defense University Washington DC, ex asesor en el Estado Mayor General de la Armada y en el Ministerio de Defensa, fue asesor de Naciones Unidas / PNUD en temas de seguridad regional, Profesor en la Universidad Torcuato Di Tella, UCA, ISEN, UADE y Escuela de Defensa Nacional. Fue investigador Senior en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales. Actualmente es investigador del Programa UTDT/Fundación Ford y asesor Editorial de la revista DEF.

Gabriel Salvia: Hay recambios presidenciales y elecciones en la región. ¿En qué medida todo esto puede afectar o cambiar la seguridad regional?

Fabián Calle: Primero que todo, el plano de la seguridad ha sufrido un deterioro muy grande en los últimos tiempos. Uno recorra por donde recorra lo que encuentra es una reactivación de ciertas rivalidades duraderas, como se dice en la disciplina, entre países como Perú y Chile, en este caso por la delimitación marítima; con síntomas evidentes de algún tipo de carrera armamentista. Bueno, las tensiones a una escala de otro tipo entre Argentina y Uruguay. Una agudización de la violencia interna en Colombia por parte de la FARC frente al proceso electoral de marzo, en legislativos, y de mayo, en presidenciales en Colombia (y que ya están teniendo un impacto bastante grande sobre las tendencias electorales, especialmente de la amplia ventaja que aún conserva Uribe; pero la semana pasada se derrumbó casi un 10% la intención de voto hacia Uribe por la ola de atentados de la FARC). Ni que decir de Venezuela, donde estamos frente a una escalada verbal y, en algunos casos, material, especialmente a futuro con Estados Unidos (Hubo declaraciones muy duras del secretario de defensa americano, comparando a Chávez con Hitler en 1933, cuando por medio del ascenso democrático después generó un gobierno de tipo autoritario-totalitario; la compra de armas del propio Chávez con el argumento de defenderse de un eventual ataque norteamericano; la convocatoria, también en Venezuela, de la formación de milicias masivas; comentarios desde Estados Unidos de sectores académicos; el Washington Post el año pasado sacó dos artículos donde se habla de que el Pentágono ha empezado a preparar planes de contingencia a mediano plazo para operaciones militares directas o indirectas en Venezuela). Brasil, con 1200 militares con tanques y helicópteros recorriendo las fabelas. Por lo tanto es un escenario de seguridad muy complicado y que nada avizora que se vaya a encausar rápidamente. 

G. S.: ¿Hasta qué punto Venezuela es un peligro para generar conflictos importantes en la región?

F. C.: Si uno tuviera que desagregar, de todos los conflictos que hemos citado, en el que tiene alguna injerencia Venezuela en el extranjero, podríamos mencionar el caso de Colombia. Pero los propios Estados Unidos, con su sector más duro -los halcones-, nunca han llegado a calificar a Chávez como un actor que ayuda directamente a la FARC. Pero en el caso de que la situación se deteriore agudamente entre Estados Unidos y Venezuela, y eso repercuta en un aliado de Estados Unidos, como es Colombia, si Chávez percibe que desde Colombia, por ejemplo por medio del uso de paramilitares o lo que sea, se desarrolla una estrategia más agresiva hacia él; bueno, yo creo que el también  puede responder sí, pasando de una actitud pasiva de dejar hacer y dejar pasar, a una actitud más activa en el conflicto colombiano, en particular, y andino, en general.

La compra de armas que ha hecho Chávez a España no son de un gran impacto para Estados Unidos, básicamente sirven para la lucha contra el narcotráfico porque son patrulleras y aviones de transporte. Lo que más le ha molestado a Estados Unidos es la compra, básicamente a Rusia, de armamento liviano, como fusiles de asalto, ya que es donde Estados Unidos sabe que tiene más dificultad en lo que sería combates asimétricos, guerra de guerrillas o la eventual transferencia directa o indirecta de municiones a la FARC, que en este momento está teniendo fuertes escasez de munición por problemas logísticos.  Por lo tanto, el tema del armamento pivotea alrededor de toda esta intención de Chávez de fortalecer todo lo que uno podría llamar la industria del armamento liviano: fusiles de asalto, ametralladoras y ese derrame que podría tener todo esto hacia las cadenas logísticas de la FARC en Colombia.

Ricardo López Göttig: Siguiendo el tema de Venezuela, quisiera consultarte por el conflicto con otro de sus países limítrofes: Guyana, del cual reivindica la mitad del territorio de Guyana -incluso en los mapas oficiales ahora se incluye a esa parte Guyana como parte del territorio Venezolano. ¿Vos considerás que esto, más allá de la retórica y de lo simbólico,  puede llevar a algún tipo de enfrentamiento en el futuro?

F. C.: Acá Venezuela presenta dos litigios, históricos y preexistentes a Chávez y que seguramente van a estar cuando se vaya Chávez, que son: el conflicto de demarcación marítima con Colombia, que casi los lleva a la guerra en 1987, se estuvo por producir un incidente militar muy serio entre las dos marinas; y después este caso de Guyana. No da la sensación, en el corto plazo, que el gobierno de Chávez se incline para algún tipo de agresión soberana sobre estos dos blancos. Es más, una de las grandes paradojas es que hay un buen "feeling", un buen trato personal por ejemplo, entre Chávez y Uribe. Han desarrollado una intensa diplomacia presidencial porque son dos regímenes políticos muy enfrentados, con gente que a nivel de ministros y hacia abajo verdaderamente se ven como enemigos ideológicos y estratégicos, porque Colombia y Venezuela desde antes de estos gobiernos se ven con gran desconfianza. Pero hasta ahora, esta relación personal entre Uribe y Chávez, que supuestamente vendría a ser el agua y el aceite, ha funcionado siempre como un moderador de los conflictos. Lo que es probable es que si la situación se deteriora, esta diplomacia presidencial no logre, como hasta ahora, encausar estos conflictos. Así que ahí tenemos una puerta importante hacia un problema serio.

G. S.: ¿Hasta qué punto el régimen cubano influye en, como dicen los jóvenes, "meter ficha"  con el gobierno de Chávez para desestabilizar un poco la región?

F. C.: Si uno se atiene a documentación, a gente que está informada, que no está metida en cuestiones de divulgación periodística meramente, sino cosas más detalladas, el gobierno de Chávez, lo que hace es apoyar movimientos políticos afines. Por el momento ni el propio Estados Unidos lo acusa de organizar directamente inestabilidades armadas. Por ejemplo se sabe que ha tenido un rol en respaldar ideológica, política y tal vez hasta económicamente, aunque eso no necesariamente está comprobado, al gobierno del MAS en Bolivia, o sin duda Caracas es un lugar de peregrinación de muchos movimientos sociales que hay en la región y de líderes sociales. Lo que hay hasta ahora en los ámbitos de defensa, de seguridad hemisférica y en el ámbito académico más serio es esto. Lo que otros a partir de esto tejen, que ya es un poco de prospectiva, más o menos arriesgada, es que esto, llegado el caso, podría mutar hacia algo más duro o armado. Pero hasta el momento lo que hay es una fuerte apuesta a aprovechar esta ola de visión crítica hacia lo que sucedió con gobiernos "neoliberales", aprovechar el descontento por la inequidad, el descontento con privatizaciones, el despertar del movimiento indigenista, etc. O sea, aprovechar que estas ideas avanzan por las urnas. Antes supuestamente eran ideas minoritarias, o de ciertas elites intelectuales, pero que ahora se articulan en movimientos de masas. Yo creo que lo que están haciendo es una apuesta muy fuerte a potenciar regímenes afines.

Apertura Latinoamericana se emite los días miércoles de 19 a 20 horas de Argentina por RADIOPALERMO 99.5 y se puede escuchar en vivo por Internet ingresando a www.radiopalermo.com.ar

Twitter: @GabrielSalvia
Acerca del autor
Gabriel C. Salvia
Gabriel C. Salvia

Periodista y activista de derechos humanos. Desde 1992 se desempeña como director en Organizaciones de la Sociedad Civil y es miembro fundador de CADAL. Es autor de más de 200 artículos, investigaciones, informes, entrevistas a prestigiosas personalidades y productor de varios audiovisuales. Compiló los libros “La experiencia chilena: consensos para el desarrollo” (CADAL, 2005), "Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba" (Konrad Adenauer Stiftung, México, 2011), "Diplomacy and Human Rights in Cuba" (Christian Democratic International Center, Suecia, 2012), "Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina" (CADAL/KAS, 2013) y "Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina" (CADAL/KAS, 2014). Es autor del libro "Bailando por un espejismo: Apuntes sobre política, economía y diplomacia en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Participó como expositor en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos.

Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista El poder legislativo y su gente, participó como comentarista de temas políticos y económicos en Radio América, fue productor periodístico del informativo económico de CableVisión Noticias y realizó varias entrevistas para el suplemento El Observador del diario Perfil. Sus columnas de análisis y opinión se publican regularmente en Global Americans (Estados Unidos), Perfil (Buenos Aires) y La Nación (Buenos Aires).

Twitter: @GabrielSalvia
[Ver todos los artículos del autor]