El portal informativo de
 
Artículos / Cultura
Diana Arévalo

El «Testigo»: Memorias del conflicto armado colombiano

A través de las 500 fotografías que componen la muestra, algunas en formato blanco y negro, otras en color y muchas de ellas inéditas, el espectador quedará inmerso en un ejercicio que le permitirá revivir las narrativas de la resistencia colombiana. Capturadas entre 1992 y 2018, las fotografías narran historias y sucesos del conflicto armado, el desplazamiento, la participación del Estado en la guerra, la criminalidad ilegal y la sevicia con la que operaban en los territorios las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el ELN, las FARC; y los procesos de reconstrucción del tejido social que se desarrollaron en diferentes regiones, posteriores a la firma de los acuerdos de paz en la Habana.

Por Diana Arévalo
Twitter: @arevalo88diana
2 de abril de 2019
 

El fotoperiodista Jesús Abad Colorado es comúnmente conocido en Colombia como el “guardián de la memoria”. Durante más de 20 años ha recorrido el país retratando con su cámara los testimonios, rostros y territorios protagonistas de una historia sin un aparente final cercano, que tiene en su prólogo 8 millones de víctimas y aproximadamente 220.000 muertos.

El “sin aparente final cercano” se debe a los recientes desplazamientos de población en el departamento de Córdoba y en el bajo Cauca producto del enfrentamiento entre grupos ilegales, así como  el aumento de la tendencia de masacres en varios territorios del país, el fin de las negociaciones con la guerrilla del ELN, el incumplimiento histórico por parte del Estado hacia las comunidades indígenas, que actualmente ha desembocado en una de las principales movilizaciones indígenas en la historia reciente del país- ha concentrado aproximadamente unas 20.000 personas- los asesinatos de líderes sociales, defensores de los derechos humanos y de tierras, y el recrudecimiento de la violencia en varias zonas del país, lo cual no permiten pensar lo contrario. 

Al analizar el conflicto armado colombiano aparece un factor constante que es la ausencia de memoria, quizás es por eso que esta muestra de Abad es esencial para entender lo que se ha vivido como sociedad durante tantos años. Los colombianos nos hemos conformado con asimilar como única verdad la información publicada en los medios de comunicación, que la mayoría de  veces es parcializada y no refleja la dimensión de lo que realmente sucede en aquellos territorios donde habitan los campesinos, indígenas y afrodescendientes, quienes históricamente han sido las comunidades más vulnerables del país.

A través de las 500 fotografías que componen la muestra, algunas en formato blanco y negro, otras en color y muchas de ellas inéditas, el espectador quedará inmerso en un ejercicio que le permitirá revivir las narrativas de la resistencia colombiana. Capturadas entre 1992 y 2018, las fotografías narran historias y sucesos del conflicto armado, el desplazamiento, la participación del Estado en la guerra -caso de las Convivir en el Urabá antioqueño-, la criminalidad ilegal y la sevicia con la que operaban en los territorios las AUC[1], el ELN, las FARC; y los procesos de reconstrucción del tejido social que se desarrollaron en diferentes regiones,  posteriores a la firma de los acuerdos de paz en La Habana.

Testigo se puede recorrer a través de cuatro salas. La primera se llama “Tierra Callado” y expone las dinámicas del desplazamiento forzado en la complejidad del territorio colombiano.  La segunda se denomina “Entre la noche y la niebla” donde Abad indaga sobre la búsqueda de los desaparecidos y lo que significa para las familias no saber qué pasó con sus seres queridos; en la tercera “Y aun así me levantaré” se registran los episodios más emblemáticos de resistencia y retorno al territorio en el país. Y la cuarta sala denominada “Resistencia” expone los diferentes  procesos de negociación que se han llevado a cabo, las movilizaciones de los colectivos de mujeres afro e indígenas, las marchas y manifestaciones por la paz lideradas por los jóvenes y gran parte de la sociedad civil colombiana, el desarrollo de proyectos de vida después del conflicto y de la dejación de armas en varios territorios, y en general la voz de un país que no quiere la perpetuación de la guerra.   

Un recorrido por la muestra El Testigo es un tributo a todas las víctimas de un conflicto armado que los diferentes gobiernos, políticos, medios de comunicación y los mismos colombianos, no hemos querido dimensionar en su realidad. ¿Qué nos ha pasado en sesenta años de guerra? ¿Quiénes somos?  ¿Y en qué nos hemos convertido?

La exposición que se encuentra actualmente en el Claustro de San Agustín en el centro de Bogotá, cuenta con el apoyo de la Universidad Nacional y estará abierta al público hasta el 29 de abril. 

María Belén Sáez de Ibarra, curadora, expresa que “A través de un espejo roto, de muchos fragmentos, la exposición recoge el testimonio de uno de nuestros grandes periodistas por su ética y rigor: un testimonio desde el afecto, con la visión de la humanidad de las víctimas para hacerlas visibles, bellas y dignas, para ‘cepillar la historia contra el grano’,- en la expresión de Benjamin-, y desactivar los aparatos de fabricación del odio; para invitar a reconciliarnos, a trabajar por la reconstrucción del territorio, hacer empatía con las personas y con la naturaleza que los actores de la guerra han asesinado y humillado”.
Por su parte, Jesús Abad Colorado señala que  “La verdad que se le quiere contar al país es siempre la de los vencedores, no la de los perdedores, población vulnerada en toda su dignidad humana. La verdad desde la que yo trato de acercarme es la de las víctimas, esas personas que han estado perdiendo constantemente y que están cansadas, pero que en muchos casos buscan regresar a su tierra para reconstruir sus vidas y vuelven a sembrar en lugares donde muchas veces recogieron sus muertos”.

VIDEO DE LA MUESTRA:

El “Testigo”: Memorias del conflicto armado colombiano

El “Testigo”: Memorias del conflicto armado colombiano

El “Testigo”: Memorias del conflicto armado colombiano

El “Testigo”: Memorias del conflicto armado colombiano


[1] Las Autodefensas Unidas de Colombia ​ fue una organización paramilitar contrainsurgente y terrorista de extrema derecha, que participó en el conflicto armado interno en Colombia, siendo uno de los grupos criminales que más víctimas ha dejado en el país.

 
Acerca del autor
Diana Arévalo
Diana Arévalo
Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Maestrando en Estudios Internacionales en la Universidad del CEMA. En el 2015 realizó un Curso de Posgrado en Gestión Cultural y Comunicación en FLACSO en Buenos Aires. En el 2016 realizó un Diplomado en Derechos Humanos, Pedagogía de la Memoria y Políticas Culturales en la Fundación Henry Dunant en Santiago de Chile. Entre marzo y agosto de 2016 realizó una práctica como pasante internacional en el Centro Para la Apertura y el Desarrollo en América Latina (CADAL) y en julio de 2017 se incorporó como Asistente de Proyectos de CADAL.
Twitter: @arevalo88diana