Opinión
5
Los enigmas de las sucesiones
11 de agosto de 2017
(14ymedio) Es de suponerse que el sujeto sentenciado por Raúl Castro como su sucesor sea «confiable»: lo suficientemente dúctil como para prestarse a los manejos de quienes realmente mueven los hilos políticos.
Miriam Celaya
Ver todos los artículos del autor
Por qué no tenemos un Lech Walesa en Cuba
6 de febrero de 2017
(14ymedio) Los derechos laborales de los trabajadores nacionales es uno de los temas más recurrentes y polarizados del periodismo cubano actual, tanto del oficial como del independiente, solo que desde dos polos opuestos. Pero sin libertades no habrá sindicatos y sin éstos no habrá fuerza capaz de representar los intereses de los trabajadores cubanos.
Miriam Celaya
Ver todos los artículos del autor
Un asunto de leyes
4 de diciembre de 2015
(14yMedio) Si Castro II quiere derrotar el formidable poder que atribuye a la Ley de Ajuste y si quiere salvar la humillación inconfesable de que esa ley extranjera tenga mayor capacidad de convocatoria para los cubanos que el discurso revolucionario de más de medio siglo, debería hacer profundas transformaciones legales a favor de los gobernados, de manera que estos se beneficien con las leyes propias y no con las ajenas.
Miriam Celaya
Ver todos los artículos del autor
Misión cumplida, General
13 de abril de 2015
(El País/España) Quedó claro también que una dictadura que se ha sustentado sobre la confrontación y la beligerancia, dentro y fuera de su territorio, no podría superar el desafío que impone el debate abierto y argumentado de sus oponentes. Semanas atrás el General-Presidente ya había anunciado que “la verdadera sociedad civil cubana” vendría a la cumbre a derrotar a “los apátridas al servicio del Imperio”, demostrando con eso su absoluta carencia de voluntad para respetar la diversidad de ideas
Miriam Celaya
Ver todos los artículos del autor
García-Margallo en La Habana: expectativas, esperanzas y desencantos de una visita
27 de noviembre de 2014
(14ymedio) Podría afirmarse que esta visita ha marcado ampliamente la diferencia con relación a las de otros cancilleres y funcionarios de varios países que nos han visitado en los últimos meses, e incluso, ha subido el tono habitualmente complaciente del actual jefe de Gobierno español, Mariano Rajoy, y de sus antecesores.
Miriam Celaya
Ver todos los artículos del autor