Opinión
1
Rancios argumentos en Ginebra
9 de mayo de 2013
(Cubanet) El gobierno cubano no ha podido evitar las reiteraciones de las preguntas y recomendaciones sobre la ratificación de los Tratados de Derechos Humanos, la garantía al ejercicio de los derechos de libertad de expresión, reunión, prensa y asociación por todos los ciudadanos. Muy relevante fue la pregunta de por qué se pide a funcionarios extranjeros que visitan Cuba que no se reúnan con ciudadanos que están legalmente en libertad, o que no han sido condenados por ningún delito.
Miriam Leiva
Ver todos los artículos del autor