18.1.2019
 
Artículos / Opinión
Gabriel C. Salvia
Según Página/12 al CELS lo financia la CIA
Por Gabriel C. Salvia
Twitter: @GabrielSalvia
27 de febrero de 2012
Resulta grotesco que en las 11 páginas dedicadas a noticias de la Argentina, como si no hubiera temas muchísimo más importantes, este medio oficialista utilice parte de los recursos públicos que recibe para intentar desprestigiar a una institución local.
 

Durante el año 2010, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) que preside el periodista Horacio Verbitsky recibió la suma de 191.925 dólares del programa regional para América Latina del National Endowment for Democracy (NED). Al respecto, en su edición del lunes 27 de febrero de 2012, el diario oficialista Página/12 publica una nota, del típico estilo "operación de prensa", titulada ''Una base de operaciones anticastrista'', en la cual destaca que ''La fundación Cadal se instaló en el país durante el gobierno de Duhalde y, según se denuncia, recibe financiamiento de entes ligados a la CIA''. De acuerdo a Página/12, los entes ligados a la CIA son la Usaid (Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) y la NED (Fundación Nacional para la Democracia).

''En 2011, la NED publicó en su página oficial que le aportó a Cadal 60 mil dólares'', por lo cual Página/12 asocia a esta entidad con la CIA. Si fuera correcta la información que ofrece Página/12 a sus lectores, se deduce que el resto de las organizaciones de la sociedad civil que reciben fondos de la NED son de la CIA, entre ellas las de Argentina. En consecuencia, tanto el CELS como CIPPEC (US$75,000), Fundación Poder Ciudadano (US$71,935), Foro de Periodismo Argentino (US$35,075), Fundación Para el Cambio Democrático (US$35,000), Fundación RAP ($35,000), Centro para la Estabilidad Financiera (US$151,078), Fundación Familiares Víctimas Indefensas de Mendoza (US$35,000), Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (US$31,347) serían para Página/12 satélites de la CIA y sus miembros agentes de la inteligencia norteamericana.

Los anteriores datos también aparecen en el sitio de internet de la NED, donde vale la pena reproducir la siguiente información institucional: ''Desde sus inicios, NED se ha mantenido bipartidaria con determinación. Creada conjuntamente por Republicanos y Demócratas, NED está dirigida por una junta equilibrada entre ambos partidos y posee apoyo del congreso de todo el espectro político. NED opera con un alto grado de transparencia y responsabilidad reflejando la convicción de nuestros fundadores de que la promoción de la democracia en el exterior debe ser conducida abiertamente. Publicamos información acerca de nuestras donaciones y actividades en este sitio Web y estamos sujetos a varias capas de supervisión del Congreso de los Estados Unidos, el Departamento de Estado y una auditoría financiera independiente''.

Cualquiera que haya recibido fondos de NED podrá testificar tanto los requisitos de transparencia, como la rendición de cuentas que exigen y la total independencia que garantizan para la implementación de los proyectos que financian. Es que a diferencia del uso arbitrario que de los fondos públicos se hace en la Argentina, la cooperación estadounidense tiene muy claro que los aportes que realizan son posibles gracias a los contribuyentes de su país, de los cuales son sus servidores.

Por eso, a quien firmó la nota en Página/12 no le quedó otra que reconocer la transparencia de CADAL: ''La fundación, cuyo número de inscripción en la Inspección General de Justicia (IGJ) es 1717869, presenta trámites con regularidad ante ese organismo como balances y declaraciones juradas. La última data del 29 de julio pasado''.

En realidad, esta campaña contra el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina quizás no se deba tanto a su tarea de promover regional y globalmente las libertades civiles y políticas –que a muy pocos les importa- sino a los análisis e investigaciones políticas, económicas e institucionales sobre la Argentina, por lo cual puede tomarse como una advertencia en el caso que la democracia y el estado de derecho profundicen su deterioro en este país.

Pero la misma nota termina validando los análisis de CADAL, pues resulta grotesco que en las 11 páginas dedicadas a noticias de la Argentina, como si no hubiera temas muchísimo más importantes, este medio oficialista utilice parte de los recursos públicos que recibe para intentar desprestigiar a una institución local.
Por último, la gran perlita en la nota en Página/12 es que incluye una foto destacada en cuyo epígrafe dice: Gabriel Salvia y Hernán Alberro, presidente y director de programas de Cadal. En realidad, el que aparece en la foto no es Hernán Alberro, sino Henrik Bramsen Hahn, ex embajador de Dinamarca en la Argentina. En fin, una  buena síntesis de la improvisación y falta de profesionalismo con la cual se realiza este diario.     

Gabriel C. Salvia es Director General del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

Twitter: @GabrielSalvia
Acerca del autor
Gabriel C. Salvia
Gabriel C. Salvia

Periodista y activista de derechos humanos. Desde 1992 se desempeña como director en Organizaciones de la Sociedad Civil y es miembro fundador de CADAL. Es autor de más de 200 artículos, investigaciones, informes, entrevistas a prestigiosas personalidades y productor de varios audiovisuales. Compiló los libros “La experiencia chilena: consensos para el desarrollo” (CADAL, 2005), "Diplomacia y Derechos Humanos en Cuba" (Konrad Adenauer Stiftung, México, 2011), "Diplomacy and Human Rights in Cuba" (Christian Democratic International Center, Suecia, 2012), "Un balance político a 30 años del retorno a la democracia en Argentina" (CADAL/KAS, 2013) y "Desafíos para el fortalecimiento democrático en la Argentina" (CADAL/KAS, 2014). Es autor del libro "Bailando por un espejismo: Apuntes sobre política, economía y diplomacia en los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner". Participó como expositor en varios países de América Latina, Europa y en los Estados Unidos.

Como periodista realizó colaboraciones e investigaciones en la revista El poder legislativo y su gente, participó como comentarista de temas políticos y económicos en Radio América, fue productor periodístico del informativo económico de CableVisión Noticias y realizó varias entrevistas para el suplemento El Observador del diario Perfil. Sus columnas de análisis y opinión se publican regularmente en Global Americans (Estados Unidos), Perfil (Buenos Aires) y La Nación (Buenos Aires).

Twitter: @GabrielSalvia
[Ver todos los artículos del autor]