21.10.2018
 
Artículos / Opinión
Hugo Machín Fajardo
Coca Cola dicta cátedra de ética
Por Hugo Machín Fajardo
Twitter: @MachinFajardo
17 de noviembre de 2015
Cuando esta empresa, principal sponsor de FIFA, advirtió el 2 de octubre que no seguiría patrocinando los torneos de fútbol, el pétreo Joseph Blatter dejó efectivamente su cargo de presidente. Habían transcurrido cuatro meses desde la investigación iniciada por la fiscal estadounidense Loretta Lynch y pese a los claros indicios sobre su responsabilidad se había negado a dar un paso al costado.
 

No se la busque en las cátedras de las universidades de Harvard, Cambridge, Sobonne - Paris IV, Oxford, California - Berkeley, ¿Complutense?...La ética mundial la dicta Coca Cola.

Cuando esta empresa, principal sponsor de FIFA, advirtió el 2 de octubre que no seguiría patrocinando los torneos de fútbol, el pétreo Joseph Blatter dejó efectivamente su cargo de presidente. Habían transcurrido cuatro meses desde la investigación iniciada por la fiscal estadounidense Loretta Lynch y pese a los claros indicios sobre su responsabilidad, si bien renunció a su cargo cuatro días después de haber sido reelecto por quinta vez el 29 de mayo, se había negado a dar un paso al costado.

Coca Cola es principal auspiciante del máximo organismo mundial del fútbol desde 1979. Y tras Blatter cayó Platini, en confirmación de lo adelantado desde esta misma columna hace tres meses.

No es novedad que sea la chispa de la vida la que imprime la ética mundial. En un seminario organizado el 5 de julio de 2012 en Medellín , Colombia, el hoy flamante presidente de la Federación Colombiana de Futbol (FCF), Ramón Jesurum -sustituto desde el 6 de noviembre del renunciante Luis Bedoya, a quien se le atribuyen vínculos con el FIfagate- lo dijo con todas las letras: “Salíamos a hablar con las 40 principales empresas de Colombia. Con las más representativas y para nuestra sorpresa la respuesta era: 'No mientras no salgan del narcotráfico'”.

Se referían a la cooptación de los equipos América de Cali, Atlético Nacional y Deportivo independiente, de Medellín, Millonarios y Santa Fe, de Bogotá; gracias a la corrupción motivada por dineros mal habidos en el nefasto periodo de los ochenta y noventa vividos por Colombia. ¿Exageración? El 12 de noviembre en el programa de El Tiempo TV lo reafirmó Gabriel Meluk, editor de Deportes del principal diario colombiano, al comentar la fulminante renuncia de Bedoya. Recordó que fue en esa época mencionada por Jesurum, en que Colombia obtuvo la única Copa América de su historia, y que en ese período llegó a participar en campeonatos mundiales.

Finalmente Coca Cola aceptó realizar el patrocinio del fútbol colombiano y eso determinó el inicio de una puja en la que participaron la empresa de bebidas Postobón y BBVA. La Asamblea eligió a Postobón. Y a partir de entonces aproximadamente unos 45 millones de dólares ingresan anualmente al fútbol colombiano.

Volviendo al fútbol mundial, Platini quedó fuera de competencia para la presidencia de la FIFA, lo que es buena noticia. El francés está vinculado a uno de los capítulos del Fifagate: los sobornos mediante los que se escogió a Qatar y Rusia como sedes de los mundiales 2018 y 2022.

De los prominentes candidatos, hay quienes por provenir de países en que el fútbol es prácticamente nulo generan sospechas de que serán los petrodólares los que marcarán los nuevos designios del balompié mundial y todo lo que conlleva. Sobre uno de los cuatro aspirantes, el jeque Salman ben Ibrahim al Khalifa, perteneciente a la monarquía de Baréin, vicepresidente de la FIFA y jefe de la Confederación Asiática (AFC), existen criticas de organizaciones de derechos humanos debido al papel que jugó en la revuelta democrática de 2011 que hubo en su país .

Quizás, el empresario sudafricano Tokyo Sexwal, ex preso político del apartheid y compañero de prisión de Nelson Mandela, ofrezca mejores credenciales que los restantes. Fue miembro del comité organizador del Mundial 2010; integra la Comisión de Medios de la FIFA y dirige el Comité de Supervisión de la FIFA para Israel y Palestina. No debería extendérsele un cheque en blanco, pero podría ser. Por lo menos la señal que ese estaría dando al mundo es diferente a la expresada con el apresurado apoyo que federaciones latinoamericanas ya habían adelantado a Platini.

Conmebol

El inesperado viaje de Bedoya a EEUU el 5 de noviembre con vistas a declarar ante la Justicia estadounidense reubicó en primer plano a otro de los tres grandes componentes del Fifagate: los 100 millones de dólares que en 2013 se habrían repartido todos los directivos de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol)

Esa suma sería la entregada por la empresa Datisa, de Torneos y Competencias, Traffic y Full Play a la directiva de Conmebol. ¿Cómo se repartió esa suma? Aparentemente el fallecido Julio Grondona, presidente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA); el brasileño José María Marín, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y el uruguayo Eugenio Figueredo, presidente de la Conmebol, se habrían embolsado 17 millones de dólares cada uno. Los 49 millones restantes habrían sido repartidos a razón de 7,5 millones de dólares a cada presidente de las federaciones de futbol latinoamericanas.

Es lo que investiga la Justicia estadounidense que tiene ya en prisión a varios de los directivos de la Conmebol y a los dueños de Datisa.

El otro capítulo investigado es el de la Concacaf que cuenta con 35 federaciones afiliadas pero que en realidad siempre han sido votos dóciles a los capos de FIFA pues en algunas de esas ligas ni siquiera se practica fútbol profesional.

Twitter: @MachinFajardo
Acerca del autor
Hugo Machín Fajardo
Hugo Machín Fajardo
Periodista desde 1969, una forzada interrupción entre 1973 -1985, no le impidió ejercer el periodismo clandestino. Secuestrado en 1981 por la dictadura uruguaya, permaneció desaparecido y torturado hasta 1982, en que fue recluido en el Penal de Libertad hasta 1985. Ex -docente de periodismo en Universidad ORT, de Montevideo. Ex vicepresidente de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU). Jurado del Premio Periodismo para la Tolerancia, 2004, de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) /Unión Europea. Coordinó "Periodismo e Infancia-2005". Integró diversas redacciones periodísticas de medios y agencias de noticias en Montevideo, Uruguay. Actualmente se desempeña como free -lance.
Twitter: @MachinFajardo
[Ver todos los artículos del autor]