El portal informativo de
 
Artículos / Elecciones
Carlos Fara

Otra vez ganan los oficialismos

(Infobae) En los 4 distritos donde se votó hasta el momento, en 2015 no solo se impuso Scioli con comodidad, sino que además en 3 de los 4 Macri salió tercero detrás de Massa. Está claro que no son buenos parámetros para evaluar la situación del voto macrista.

Por Carlos Fara
Twitter: @carlosfara
8 de abril de 2019
 

(Infobae) Neuquén, Río Negro, Chubut y San Juan tienen un denominador común además de tener territorios cordilleranos, linderos con Chile: todas llevan hasta ahora triunfos oficialistas. A Chubut le aguarda la elección general: sin embargo, ya está marcando una tendencia favorable al actual gobernador, aún con el peronismo dividido.

En los 3 distritos donde el futuro ya está decidido, no solo los oficialismos provinciales obtienen una clara victoria, sino que además casi replican las mismas cifras de 4 años atrás. El frente del gobernador Weretilneck, en este caso, se impuso sobre el peronismo en 2015 por 53 a 34 %. Con el escrutinio provisorio ahora los guarismos son 52 a 35 %.

La gran diferencia es que ahora se presentó la fuerza Cambiemos, que obtiene un pobre 6 %. Es muy difícil establecer una comparación con 2015 ya que en ese momento la Coalición Cívica llegó tercera con el 10 %, a lo que podrían sumar 3 puntos del radicalismo. Hoy esos dos partidos están dentro del oficialismo nacional. Incluso, si se compara a este desempeño de Cambiemos con la elección legislativa nacional de las PASO 2017, la caída es notable: hace dos años lograba el 19 %.

Por otro lado, no deja de ser llamativo la mayor fragmentación, ya que el 7 % de los votos fugan hacia 4 fuerzas menores, sobre todo identificadas con la izquierda. Algo semejante estaría verificándose en Chubut: 12 puntos porcentuales se encolumnan con 5 opciones, situación inexistente en 2015.

 El triunfo de Juntos Somos Río Negro no es llamativo: 1) lo venían anticipando las encuestas previas, y 2) había consenso respecto a la buena gestión del gobernador saliente. Lo que sí era una incógnita era qué iba a pasar con el voto oficialista, ya que hace solo 2 semanas la Corte Suprema de la Nación invalidó la candidatura de Weretilneck.

Las preguntas que sistemáticamente surgen con cada elección provincial son si 1) marcan tendencia sobre las preferencias electorales nacionales, y 2) influyen sobre los próximos comicios. La respuesta a ambos interrogantes es negativa. En primer lugar, al igual que en San Juan y Neuquén, este resultado en Río Negro tampoco marca tendencia nacional porque son distritos poco relevantes en tamaño. En segundo término, al triunfar una fuerza provincial el análisis se desvirtúa respecto al rol real de Cambiemos, el cual sigue siendo una incógnita (si bien en esta elección fue de escasa magnitud). En tercer lugar, estos tres comicios reafirman el alto grado de estabilidad de los respectivos electorados, en una lógica conservadora respecto a lo que se evalúa positivamente.

Por último, cabe recordar que en los 4 distritos donde se votó hasta el momento, en 2015 no solo se impuso Scioli con comodidad, sino que además en 3 de los 4 Macri salió tercero detrás de Massa. Está claro que no son buenos parámetros para evaluar la situación del voto macrista.

 
Acerca del autor
Carlos Fara
Carlos Fara
Carlos Fara es Presidente de Carlos Fara & Asociados desde 1991 y lleva más de 30 años dedicados a la consultoría política. Especialista en Opinión Pública, Campañas Electorales y Comunicación de Gobierno. Ha recibido varios premios: entre ellos el Premio Aristóteles a la Excelencia 2010, en el Dream Team del año que se compone por los diez mejores consultores a nivel mundial en materia de campañas políticas. Ha recibido 2 veces el premio EIKON (2009 y 2012). Ha participado en 138 campañas electorales en Argentina y Latinoamérica. Es miembro de la International Association of Political Consultants (IAPC).
Twitter: @carlosfara