El portal informativo de
 
Artículos / Derechos Humanos
Marlene Azor Hernández

Presidente designado hace «mutis por el foro»

(Cubaencuentro) Los comisarios políticos y culturales siguen violando los derechos constitucionales y el presidente designado hace «mutis por el foro»

Por Marlene Azor Hernández
18 de septiembre de 2019
 
Miguel Díaz-Canel

(Cubaencuentro) El país se dirige como un lupanar de 5ta. Seguimos en la “jungla” con las reglas de la sobrevivencia de las bayonetas y la mordaza.

La oleada represiva de la dictadura estalinista se incrementa contra todos los sectores sociales y el presidente designado impone un nuevo período de hambruna y apagones.

El 7 de septiembre el MININT y la PNR, con tropas especiales (boinas negras) allanan la sede de UNPACU, de manera ilegal como es habitual en el proceder de las autoridades cubanas y arrestan alrededor de 130 activistas de los cuales algunos siguen presos y sin poder comunicarse con sus familiares. Son secuestros efectuados por las autoridades. Ovidio Martín Castellanos, uno de los activistas presos, se le aplica un juicio sumarísimo y se le condena a 5 años de cárcel por no pagar multas fabricadas por las autoridades igualmente ilegales. El presidente designado se desliza tras bambalinas y se esconde del enojo popular contra la represión de su gobierno.

Los profesores universitarios son expulsados de las universidades del país gracias a la ministra y viceministra de educación superior que violan los derechos constitucionales, así como los “asesores” que los acompañan. Como hemos señalado en otros artículos, la nueva constitución estalinista no condiciona el estudio o el empleo, la empresa privada o cooperativa, la creación cultural y su comercialización, a la filiación política ideológica de los ciudadanos. Todo lo contrario, el texto dice que los ciudadanos cubanos somos todos iguales ante la ley y los derechos. Homero Acosta y José Luis Toledo Santander, ambos “expertos jurídicos” del Parlamento y del Consejo de Estado, nos deben la explicación de para qué se hizo una nueva constitución para violarla con total impunidad. Estos “juristas” traicionan su profesión, y de manera similar se esconden frente a la violación de los derechos constitucionales de los funcionarios públicos cubanos. Lo primero a resaltar es que no hay valentía ni honestidad política en el gobierno que nos “dirige”. Todos se esconden frente a la represión.

La lista preliminar, muy incompleta de profesores y estudiantes expulsados en los últimos seis años, del sistema educacional del país, todos por discrepancias políticas, es la siguiente:

  1. San Miguel Molina Cobas, estudiante de segundo año de medicina fue expulsado el 18 de octubre del 2013 por su intento de crear una organización universitaria estudiantil independiente en la Facultad de Medicina de Santiago de Cuba.
  2. David Mauri Cardoso, estudiante de 1er año de Derecho de la Universidad de Cienfuegos, se negó a rendir homenaje al dictador Fidel Castro, en una pregunta de un examen de política. El 15 de febrero del 2017 fue expulsado.
  3. Omar Everleny Pérez Villanueva profesor e investigador del Centro de Estudios de la Economía cubana de la Universidad de la Habana, lo expulsan “por hablar con personas extranjeras y por cobrar por sus conferencias fuera de la Universidad”. El investigador ha explicado que esta razón es falsa nunca cobró por sus conferencias. Siendo un analista de punta de la economía cubana sus análisis y demandas de cambios económicos enfurecieron a los funcionarios. Expulsado el 8 de abril del 2016.
  4. René Fidel González García, profesor titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oriente fue expulsado durante el 2016 por sus posiciones políticas y acusado de ser de la CIA.
  5. Oscar Casanella, profesor de la Facultad de Biología de la Universidad de la Habana, fue expulsado en el 2016 por tener amigos opositores. El acoso laboral comenzó desde el 2013.
  6. Ariel Ruiz Urquiola investigador del Centro de Investigaciones Marinas de la Universidad de la Habana, fue expulsado en mayo del 2016 por oponerse a los corruptos funcionarios que le dirigían.
  7. Julio Fernández Estrada profesor de derecho de la Universidad de la Habana fue expulsado en el 2016 por publicar en un sitio de prensa no oficial tolerado por el gobierno ONCUBA.COM.
  8. Roberto G. Peralo profesor de economía política de la Universidad de Matanzas, fue expulsado desde septiembre del 2012, por publicar en el Blog La Joven Cuba.
  9. Reinaldo Agustín Ferrer Santos, estudiante de medicina, expulsado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Cuba en el 2014, por discrepancias políticas.
  10. José Alberto Meniet Hernández, estudiante de 5to año de derecho, expulsado el 11 de febrero del 2014, de la Facultad de Derecho de la Universidad de la provincia Granma, por el contenido de correos personales discrepantes de la política oficial.
  11. Karla Pérez González expulsada de la Facultad de periodismo de la Universidad de las Villas, en Santa Clara por pertenecer a la organización SOMOS +. Expulsada en abril del 2017.
  12. Félix Yuniel Llerena López, estudiante expulsado de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona de la Habana, en mayo del 2017 por ser promotor de “CubaDecide”.
  13. José Raúl Gallego, profesor de periodismo expulsado de la Universidad de Camaguey en el 2018, por publicar en medios alternativos tolerados por el gobierno.
  14. Yadán Crescencio Galañena profesor expulsado de la Facultad de Periodismo de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas, en marzo del 2017, por discrepancias políticas.
  15. Boris González Arenas Coordinador de la Cátedra de Humanidades de la Escuela Internacional de Cine y Televisión, expulsado en enero del 2015 por su activismo cívico y periodismo independiente.
  16. Dalila Rodríguez González, profesora durante 11 años, expulsada de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas, en abril del 2017, porque su padre es un activo defensor de los derechos humanos en Cuba.
  17. Leonardo Rodríguez González profesor expulsado en el 2018 de la Universidad Central Martha Abreu de Las Villas, porque no quiso afiliarse al sindicato amarillista del gobierno.
  18. Jorge Enrique Cruz Batista, estudiante de 3er año de la carrera de arquitectura, fue expulsado de la Universidad Ignacio Agramonte de Camaguey en marzo del 2019, cunado la policía política le obligó a reconocer un delito que no había cometido: poner un cartel con el lema “Abajo Díaz Canel”.
  19. Omara Ruiz Urquiola profesora del Instituto Superior de Diseño (ISDI) expulsada el 29 de julio del 2019, por discrepar de hacer activismo político del PCC en las aulas.
  20. Marlene Azor Hernández, profesora auxiliar durante 17 años en la Universidad de La Habana fue censurada políticamente en dos tribunales de defensa de doctorado en el 1996-1997. Su tesis, “Las experiencias históricas del Socialismo de Estado”, explicaba las causas del derrumbe de la Unión Soviética y de toda Europa Oriental por la disfuncionalidad del sistema y el cambio de política en China. Los presidentes de los tribunales de grado fueron: Thalía Fung en el 1996, y Pablo Guadarrama González en el tribunal de 1997, ambos comisarios políticos que reprimen la discrepancia política cubana en la academia. El presidente de los Tribunales de Grado del Ministerio de Educación Superior en esos momentos era Alberto Prieto un profesor de Historia cubano que aspiraba a tener una “carrera política” y no académica, según su propia confesión.

He incluido mi caso, para convocar a todos los profesores y estudiantes reprimidos por discrepar de la línea oficial del PCC, para que expresen su testimonio, porque estoy segura que somos muchos más los profesores y estudiantes reprimidos en los últimos 60 años, por discrepancia política y ciudadana, aunque el régimen político cubano siga en “Estado de negación”.

La discrepancia ciudadana sigue en aumento, aunque los dirigentes todos hagan “mutis por el foro” frente a la creciente represión.

El próximo artículo lo dedicaré al anuncio del presidente designado de un nuevo período de hambruna y apagones por no haber resuelto 60 años después, la seguridad energética del país. Esta claro, economía que no produce no puede comprar petróleo en el mercado mundial.

Fuente: (Cubaencuentro) 

 
Acerca del autor
Marlene Azor Hernández
Marlene Azor Hernández
Socióloga de formación, imparte cursos de capacitación en las empresas o cursos regulares de maestría y diplomado en varias universidades, todos relacionados con el Desarrollo Humano en las empresas.