26.4.2018
Inicio | Institucional | Artículos | Entrevistas | Libros | Podcast | Publicidad | Videos
  Artículos
El manual del PCC y la seguridad del Estado cubana
Por Marlene Azor Hernández
31 de enero de 2018
Marlene Azor Hernández
(Cubaencuentro) Un manual muy bruto como la dictadura que lo orienta. Una narrativa de ataques con métodos de la seguridad del Estado y diatribas personales como las acostumbradas por el represor de cuello blanco Iroel Sánchez en su blog, y en Cubadebate.cu, o como las de Arnaldo M. Fernández en Cubaencuentro.com contra todos los discrepantes del discurso oficial cubano: Pura represión y desinformación expresa sin discernimiento racional.
 
 

(Cubaencuentro) Con prólogo de M. H. Lagarde, este manual nos demuestra que cuando los minusválidos mentales, me disculpo, cuando los ignorantes de la seguridad del Estado cubana se apropian de la opinión pública, algo muy frecuente en el país, proponer una sociedad civilizada que no tenemos, se convierte en persecución oficial. Queda dicho en la introducción que se dedicarán a repudiar a los “enemigos”, frente al impacto de la visita y el discurso del presidente Barack Obama a Cuba en marzo de 2016. Abre y cierra el libro dos agentes de la seguridad del Estado cubana.

En realidad, recuerdo a M. H Lagarde cuando reunió a las organizaciones represivas de un barrio del Vedado habanero, para justificar la brutal golpiza contra la actriz Ana Luisa Rubio, en los primeros días de septiembre de 2013. Por supuesto, él y los restantes represores/as justificaban la brutal golpiza porque la actriz era una “supuesta loca” que molestaba a los vecinos, y no lo contrario que era exactamente lo que ocurrió.[2] Ese ¿periodista? es el que encabeza el manual contra el supuesto “centrismo”. Primera pista para investigar a este agente de la seguridad del estado y su papel para reprimir a intelectuales y discrepantes.

¿Quienes son los autores?

Personas no formadas en las Ciencias Sociales, o intelectuales expresos que sirven para reprimir la libertad de expresión en la Isla, o un agente de la seguridad cubana presentado así en Ecured. También un extranjero, de los hemipléjicos éticos que visitan Cuba, y varios improvisados que bien pudieran hablar de “lo malo” del pan en la bodega.

  1. M. H. Lagarde ¿Periodista o defensor de golpizas contra las mujeres?
  2. Javier Gómez Sánchez ¿estudiante? ¿Profesor? ¿Profesional de algo? Hemos buscado en Ecured y sólo se dice que fue bloguero de la Joven Cuba y se separó para escribir en el blog de Iroel Sánchez. Cuatro textos en el manual. ¿?
  3. Elier Ramírez Cañedo, doctor en Historia por la Universidad de la Habana.
  4. Ana María González Miranda, según Ecured, deportista nadadora de alto rendimiento.
  5. Arnold August, periodista y escritor canadiense, master en Ciencias políticas de la Universidad MacGill de Montreal[3].
  6. Iroel Sánchez, ingeniero, dirige el blog La Pupila Insomne. Dos textos en el manual.
  7. Carlos Luque Sayas Bazán. No se sabe su formación profesional es bloguero del blog de Iroel Sánchez. Dos textos
  8. Emilio Ichikawa, exprofesor de la Universidad de la Habana y licenciado en Filosofía, por la misma universidad.
  9. Enrique Ubieta Gómez, licenciado en Filosofía, en Ucrania, especialidad estética.
  10. Ileana González, periodista de Radio Reloj desde hace 30 años, no aparece en Ecured que se haya graduado de alguna carrera en la Universidad.
  11. Jorge Ángel Hernández Pérez poeta narrador y ensayista, no aparece graduado de alguna carrera universitaria.
  12. Camilo Rodríguez Noriega, doctor y profesor de filosofía, pero no se sabe de cual universidad, ni en cual centro de educación superior se graduó. ¿Militar?
  13. René Vázquez Díaz, estudió dos años de ingeniería naval en Polonia pero no terminó la carrera. Vive en Suecia desde 1975.
  14. Raúl Antonio Capote, Master en Relaciones Internacionales e Historia Contemporánea por la Universidad de la Habana. Editor del sitio Las razones de Cuba de Cubadebate. Presentado como el agente Daniel de la seguridad del Estado cubana.

De catorce autores, la mitad no son graduados universitarios según Ecured. Tres filósofos se visten con la narrativa de agentes de la seguridad cubana[4], un politólogo canadiense que escribe sobre Cuba sin conocerla, dos historiadores que despachan el autonomismo decimonónico cubano como igual a la socialdemocracia existente, lo cual es un redomado disparate y varios literatos y ¿periodistas? —desconocedores del tema—, en postura de seguridad del Estado: reprimir. El manual es una joya de la brutalidad improvisada. Refleja exactamente la calidad de pensamiento y formación de los esbirros cubanos.

¿Cuál es el contenido del libro?

La descripción, por parte de la seguridad del Estado cubana, de sus métodos de monitoreo contra la discrepancia en Cuba. ¿Qué encontrará en el libro?

  1. Hay una “conspiración” socialdemócrata en marcha en Cuba. ¿?
  2. ¿Quiénes financian a la organización monitoreada y a los periodistas de ONCUBA? ¿?
  3. ¿Con quiénes se reúnen los intelectuales atacados de Cuba Posible? ¿Quiénes son sus amigos¿?
  4. ¿En cuales eventos participan o crean estos intelectuales? ¿?
  5. Ataque cantinflesco a “la tercera vía” en el cual no se explica ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vía: todos son “enemigos” del PCC.
  6. No espere encontrar el lector nada sobre la realidad cubana ni entender algo sobre la socialdemocracia. Es, como la prensa oficial cubana, un manual de desinformación y/o diatribas, sin narrativa propositiva y sin contexto.

¿Por qué es un libro orientado por los ignorantes de la seguridad del Estado? Porque no hay discernimiento racional ni crítica analítica, no hay referentes académicos, no hay bibliografía, no hay debate de ideas, no hay una narrativa racional, ni algún intelectual respetable en ese libro. Todas son opiniones expresadas en un estilo y tono vociferante como Sucelys Morfa González en la Cumbre de Panamá en 2015 en un “acto de repudio”, pura crispación. Es también un libro de la seguridad del Estado porque utiliza todas las técnicas activas y distractoras de estos órganos: generar la opinión de que hay “una conspiración enemiga” aunque no puedan sustentarla en argumentos, sino en sospechas infundadas; no discutir ideas que no tienen, sino las fuentes de financiamiento y los amigos de los intelectuales atacados, los eventos a los que asisten y/o crean ellos mismos; y asesinar la reputación con la etiqueta de “contrarrevolucionarios”, “cipayos” en el clásico pensamiento fascista y del “socialismo real” de “amigos y enemigos”, con la misma arbitrariedad e irrespeto por la persona, actividad y opinión, como hace Arnaldo Miguel Fernández en CUBAENCUENTRO, una postura de delincuente. En una sociedad democrática, todos serían llevados a tribunales por difamación contra la persona.

Por último, demonizar el pensamiento socialdemócrata como corriente política desinformando sobre su contenido, presencia y resultados en los Estados “realmente existentes” de bienestar en Europa y como “traición” al PCC y a la revolución y el socialismo los tres juntos y revueltos gracias al desatino generalizado del discurso oficial cubano. La socialdemocracia es atacada porque propugna un capitalismo reformado y no la ruptura dizque “revolucionaria”[5] del PCC, que luego de 60 años en el poder en ¡ruptura radical! nos ha dejado dentro del abismo que nos anunció Raúl Castro en 2007. Esto es obra de la seguridad del Estado cubana bajo la orientación del PCC.[6]

Sin proyecto político y económico viable, demostrado en los últimos 60 años y copiado de la exURSS, sentados dentro del abismo que nos prometió Raúl Castro, con documentos del PCC que debemos botar a la basura por su primitivismo e inviabilidad[7], el PCC necesita continuar con la represión, aunque haya demostrado su incompetencia y analfabetismo funcional ya históricamente, para lograr un mínimo de bienestar sostenido y desarrollo en el país.

Conclusión, un manual muy bruto como la dictadura que lo orienta. Una narrativa de ataques con métodos de la seguridad del Estado y diatribas personales como las acostumbradas por el represor de cuello blanco Iroel Sánchez en su blog, y en Cubadebate.cu, o como las de Arnaldo M. Fernández en Cubaencuentro.comcontra todos los discrepantes del discurso oficial cubano: Pura represión y desinformación expresa sin discernimiento racional. Es el clásico pensamiento fascista de “amigos” y “enemigos” con la arbitrariedad correspondiente que permite a las autoridades y sus lacayos, dentro y fuera de Cuba injuriar y blasfemar sin consecuencias penales.

Es un manual de los policías políticos cubanos para atacar e intimidar a los intelectuales que busquen salidas a la crisis estructural de Cuba en todos los órdenes, con la imposición de obedecer al bruto, represivo, y analfabeto funcional de la gestión pública: el incompetente partido en el poder. Pero, me dirán los lectores, ¿cuál es la propuesta del libro?, pues eso: obedecer y ser sumisos ante el PCC porque hay que “confiar” en que nos sacará en próximos siglos del hueco, luego de 60 años en el poder. ¿? Los que no piensen como el PCC, no somos personas, somos todos desechables como los Kleenex. Esa es la dictadura totalitaria estalinista cubana. Necesitan esbirros del pensamiento y sumisos ignorantes, “pichones con el pico abierto”, diría el comandante Ramiro Valdés.


[1] Se puede descargar el manual en el blog de Iroel Sánchez La pupila insomne.

[2] M. H. Lagarde “Estado de SAT o el reality show de Ana Luisa Rubio” en http://cambiosencuba.blogspot.mx/2013/10/estado-de-sats-o-el-reality-show-de-ana.html 1 de octubre de 2013.

[3] Arnold August se suma a los intelectuales hemipléjicos éticos, que en sus países son “progres”, disfrutan la democracia y las prebendas de sistemas de seguridad social generosos y salarios estupendos, y adoran a la dictadura cubana dándole la espalda a la represión en Cuba. Salim Lamrani, Ignacio Ramonet, Atilio Borón, Frei Betto. Todos nos vienen a dar lecciones de cómo debemos comportarnos en nuestro país.¿?En este libro Arnold, nos regala su pensamiento —que nadie le pidió— sobre “El fin de las ideologías”, algo que nada tiene que ver con la realidad de Cuba ni con los intelectuales atacados en el manual. Es un texto verdaderamente idiota como parece ser su autor.

[4] A muchos filósofos cubanos se les da bien eso de hacer propaganda y no análisis de la realidad. El “sucio mundo” como dice Stuart Hall les es ajeno. Pero estos filósofos cubanos participan describiendo los dineros, las conexiones con ONG extranjeras y hablando mucho de la CIA, lo cual no sabía yo que era contenido de la filosofía. ¿?

[5] Los contrarrevolucionarios son los represores del pensamiento y la autonomía en Cuba.

[6] Ver el video filtrado de la intervención del primer vicepresidente cubano Miguel Díaz Canel, en una reunión a puertas cerradas el 13 de febrero del 2017. Creo que le hicieron un resumen de este libro a Díaz Canel, por eso su ensañamiento contra ONCUBA y Cubaposible.

[7] Ningún documento del partido tiene un diagnóstico de la realidad cubana, ni el tiempo para aplicarlos. De manera tal, que las supuestas reformas se sustentan en el aire y los estados de ánimo de la dirigencia del país. Sin diagnóstico de la realidad no existe ningún proyecto político y económico viable sencillamente porque no se sabe que es lo que hay que hacer como políticas públicas. El PCC no sabe qué hacer, aunque vocifere como Sucelys Morfa González en la Cumbre de Panamá del 2015.

Fuente: Cubaencuentro

Acerca del autor
Marlene Azor Hernández
Marlene Azor Hernández
Socióloga de formación, imparte cursos de capacitación en las empresas o cursos regulares de maestría y diplomado en varias universidades, todos relacionados con el Desarrollo Humano en las empresas.
[Ver todos los artículos del autor]
 
 Videos
  Podcast Política Argentina
Fernando Laborda
Las lecciones del debate sobre las tarifas para Cambiemos
Por Fernando Laborda
Editorialista, diario La Nación

Archivo en mp3
El Podcast de Fernando Laborda en RSS
Auspician la columna de
Fernando Laborda
 
Coca Cola
OSDE
Gobierno de la Pcia de Buenos Aires
Fibercorp
E N L A C E S