15.8.2018
 
Artículos / Opinión
Hugo Machín Fajardo
El uribismo triunfador en legislativas de Colombia
Por Hugo Machín Fajardo
Twitter: @MachinFajardo
15 de marzo de 2010
De las cinco fuerzas políticas más votadas, cuatro reflejan continuidad con el uribismo, mientras que el Partido Liberal se autodefine como la tercera fuerza política del país y el principal partido opositor, con casi un 17% de los votos. El perdedor de estas legislativas fue el Polo Democrático, fuerza de izquierda que gobierna en Bogotá.
 

El uribismo, es decir la herencia política del presidente Álvaro Uribe, salió fortalecido, aunque expresado en dos partidos diferentes, con vistas a las elecciones presidenciales de mayo. El Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), del ex ministro de Defensa, Juan M. Santos y el Partido Conservador, con el ex ministro Felipe Arias “Uribito”, a la cabeza, fueron los triunfadores de la jornada electoral del domingo 14 de marzo, sumando un 47% de los votos que se traduce en 52 legisladores –mayoría en el congreso- de acuerdo a las proyecciones oficiales de un conteo inédito por su lentitud y problemas tecnológicos sufridos.

De las cinco fuerzas políticas más votadas, cuatro reflejan continuidad con el uribismo, mientras que el Partido Liberal se autodefine como la tercera fuerza política del país y el principal partido opositor, con casi un 17% de los votos.

No hubo violencia armada y los comicios se desarrollaron con normalidad, contrariamente a lo que había pronosticado la Misión de Observación Electoral (MOE).

El perdedor de estas legislativas fue el Polo Democrático, fuerza de izquierda que gobierna en Bogotá, donde especialmente sufrió el rechazo de la ciudadanía -perdió 800 mil votos-  atribuido a lo que se considera una mala gestión del alcalde Samuel Moreno, nieto del general Gustavo Rojas Pinilla, que gobernó dictatorialmente entre 1953 y 1957.

El Polo Democrático perdería tres senadores y en el nuevo congreso contaría con ocho bancas. El partido Cambio Radical, de Germán Vargas Lleras, con un 8,9% de los votos y ocho senadores, emerge como fuerza política de centro,  casi con la misma votación que el Partido de la Integración Nacional (PIN), una fuerza recientemente formada, que ambién obtuvo ocho bancas, pero con serios cuestionamientos por la injerencia que se le atribuye, en su génesis y funcionamiento, al narcotráfico y al paramilitarismo.

En otra escala hubo otro triunfador. El ex alcalde de Bogotá en dos períodos (1995-1997/2001-2003), Antenas Mokus, también ex rector del la Universidad Nacional de Colombia, se consolidó como candidato presidencial del Partido Verde. Tendrá cuatro senadores.

El sector independiente del ex alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, dificultosamente accede al Senado, ya que no llegó a un 2% de los votos.

Un 12% de los votos fue anulado, lo que se atribuye a la complejidad que suponía el sistema de tarjeta utilizado en que el votante debía marcar con una cruz el partido y el número asignado a su candidato. El vicepresidente Francisco Santos, al salir de la mesa electoral declaró que se había enredado en el momento de marcar su voto.

Retrasos

A seis horas de cierre de las mesas de votación la Registraduría Nacional disponía solamente del resultado de 30% del los votos en la capital Bogotá, algo inédito para la historia electoral moderna de Colombia.

Extrema lentitud en la trasmisión de datos, por momentos caos tecnológico en el proceso de conteo de votos, reiteradas caídas de la página web de la Registraduría Nacional, caracterizaron  la jornada escrutinio primario.

El tema de la demora en la entrega de resultados no supo ser explicado por el presidente del Consejo Nacional Electoral, Marcos Emilio Hincapié,  cuando ya en algunos  medios de prensa se hablaba de  un hecho “escandaloso”.

Pasadas las 22.30 horas de Colombia, el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, entrevistado por Radio Caracol, atribuyó el retraso a la extrema dificultad que supone a los integrantes de las mesas electorales el conteo  de 14 millones de sufragios, una cifra excepcional de votos.  A ello se sumó que en estas elecciones también se elegían cinco integrantes del Parlamento Andino, y las direcciones de los partidos Conservador y Verde.

En la historia moderna colombiana no se registraba que los bogotanos se fueran a dormir sin conocer el resultado electoral en su ciudad.

 

Twitter: @MachinFajardo
Acerca del autor
Hugo Machín Fajardo
Hugo Machín Fajardo
Periodista desde 1969, una forzada interrupción entre 1973 -1985, no le impidió ejercer el periodismo clandestino. Secuestrado en 1981 por la dictadura uruguaya, permaneció desaparecido y torturado hasta 1982, en que fue recluido en el Penal de Libertad hasta 1985. Ex -docente de periodismo en Universidad ORT, de Montevideo. Ex vicepresidente de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU). Jurado del Premio Periodismo para la Tolerancia, 2004, de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) /Unión Europea. Coordinó "Periodismo e Infancia-2005". Integró diversas redacciones periodísticas de medios y agencias de noticias en Montevideo, Uruguay. Actualmente se desempeña como free -lance.
Twitter: @MachinFajardo
[Ver todos los artículos del autor]